El prisma de la negatividad

La vida nos trae sorpresas. Unas buenas, otras malas y otras son simplemente sorpresa. A veces nos instalamos en una dinámica de pensamiento negativo provocada por los acontecimientos desfavorables de nuestro entorno. Esta dinámica no es fácil de cambiar si no somos conscientes de que estamos pensando y actuando así. Es decir, que pasamos por el prisma de la negatividad todo lo que nos sucede -o sucede en nuestro entorno-, y de esa manera todo lo vemos negativo.

Para salir de esta dinámica, tan poco constructiva, es importante ser consciente de que esa actitud puede crear un círculo vicioso del que no somos capaces de salir. No lo intentamos con la suficiente ilusión porque pensamos que nuestros esfuerzos no pueden cambiar las cosas.

Pensamiento equivocado. Las cosas se pueden cambiar. Es posible dejar atrás los problemas. Casi todo se puede hacer con ilusión. De hecho éstos -los problemas- quedarán atrás, en cualquier caso, queramos o no, con el paso del tiempo. Así que… ¿por qué no cambiar nuestra actitud? Ya sé que quizás este nuevo tren en el que nos hemos subido nos lleva en una dirección que nosotros no queríamos, pero ya que estamos… ¿no es mejor disfrutar del viaje?

Cambiemos de actitud. Empecemos a ser capaces de disfrutar de las pequeñas cosas de la vida. Miremos las cosas con optimismo, y si no… como mínimo… con sentido del humor.

Alegrémonos porque nos devuelven el dinero del boleto de lotería. O porque de repente se abre una caja en el súper y ya no estamos al final de la cola, sino los primeros. Regalémosle una sonrisa a la cajera o cajero. Quizás esta persona sonría también al próximo de la cola, y esta persona se vaya también a casa con una sonrisa, y cuando llegue su familia se alegre aún más de verle y se extiendan todas esas sonrisas de forma exponencial.

Alegrémonos porque hace frío, pero salió un día soleado.  Porque en la radio pusieron esa canción roquera que nos motiva. Porque aunque las cosas están complicadas podemos pasar unos días de fiesta con familiares y amigos… y luego, después de estas fechas… sigamos buscando esas pequeñas excusas cotidianas para esbozar una sonrisa.

Image

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s