Teoría de las Expectativas

Hace ya algún tiempo, que mi pasión por el cine me hizo reflexionar y llegar a la conclusión, de que existe una relación directa entre las expectativas y el grado de satisfacción. Una relación no necesariamente proporcional, pero sí inversa. De manera que, siguiendo con el tema del cine, cuando escuchaba críticas duras y verosímiles sobre una película, y por tanto, ya no esperaba gran cosa de la misma, con frecuencia, y sin ser apenas consciente de ello, podía terminar apreciando ese rato de “descomplicado” entretenimiento. En cambio, cuando las expectativas son muy elevadas, el grado de análisis suele tener poca compasión con los creadores, a no ser que se trate prácticamente de una obra maestra. Por supuesto, el grado de exigencia de cada uno es diferente, como también lo es el de uno mismo según el momento en el que se encuentre.

Esto es lo que me lleva a pensar, porque nuestros amigos animales (caninos, equinos y demás), los llamados “irracionales”, no parecen hacerse preguntas y se empeñan en vivir el presente. Sin duda, llevan una vida sencilla, y les trae sin cuidado si es Zapatero o Pajín quien se presente a las próximas elecciones. No hay duda, los animales viven el momento. Quizás, porque no exista nada por encima de las necesidades básicas (dijera lo que dijese Maslow). Quizás todas las necesidades que no sean primarias, no sean necesarias… y si lo son, no estén en un plano superior.

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s